Dios está en control
Palabra del Pastor...


Nunca imaginamos la semana pasada de que esta sería una semana llena de cambios e inestabilidad social en todo el país y en el mundo. Pero, Dios sí lo sabía y nos llevó a comenzarla con 24 horas de oración para prepararnos.
Hemos hablado anteriormente acerca de preparar a una iglesia sin paredes, la iglesia es cada uno de nosotros, donde quiera que estemos, ahora nosotros somos su templo, ya que Él habita en nosotros,  le pertenecemos a Cristo. ¡Que gran seguridad!

Damos gracias a Dios porque Él sigue en control en medio de todo esto, El es bueno y se ocupa de sus hijos y de un mundo que necesita desesperadamente a Jesús, el único Salvador.

Con esto queremos decirles que cómo sus pastores y todos como Iglesia local, estamos

comprometidos a seguir orando, seguir intercediendo y especialmente seguir escuchando

la voz de Dios para hacer decisiones alineadas con Dios, sabias, prudentes y llenas de fe.

Como hijos de Dios tenemos una esperanza segura, promesas que son eternas hechas

por un Dios que sí cumple: 

  • «La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da.
    No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo». Juan 14:27
  • «No temerás el terror nocturno, Ni saeta que vuele de día, 
    Ni pestilencia que ande
    en oscuridad, Ni mortandad que en medio
    del día destruya. Caerán a tu lado mil,
    Y diez mil a tu diestra;
    Mas a ti no llegará…. No te sobrevendrá mal,
    Ni plaga tocará tu morada. 
    Pues a sus ángeles mandará acerca de ti,
     Que te guarden en todos
    tus caminos». Sal. 91:5-7,10-11


Puede que en medio de nosotros hayan ovejitas que estén llenas de fe y optimismo

ante esto, y otras que no tienen el mismo nivel de «paz en medio de la tormenta»,

pero eso no significa que sean más o menos espirituales, significa que nos necesitamos

para animarnos, apoyarnos y orar unos por otros, porque el día de mañana puede que

el que es fuerte mañana sea el débil, y el que es débil hoy, levante al fuerte en el día

de mañana. Somos un cuerpo y a unidad y amor nos llamó el Señor.

Cada uno responderá de manera diferente a la preocupación del coronavirus.

Sin embargo, como dice el pastor Nathan Hagan: Hay dos verdades inquebrantables
que todos debemos recordar:

  • ​1) Dios nunca falla y 2) La iglesia (tú y yo), tendremos la oportunidad de brillar para Cristo
    en las comunidades en las que Él nos ha ubicado estratégicamente.


Con esto les decimos que por el momento suspenderemos los servicios, y evaluaremos semana a semana cómo se va desarrollando la situación, pidiendo y siguiendo el consejo sabio de Dios, y ateniéndonos al consejo de nuestros líderes y de las autoridades gubernamentales.

 

Queremos que cada familia a la luz de la Palabra y con la ayuda del Espíritu Santo esté en paz, cuide y ore por los suyos, recordando las promesas de Dios. Les exhortamos y amonestamos a orar e interceder por nuestra nación y por el mundo, que literalmente está enfermo, y necesita al médico divino Jehová Rafa.  

Seguimos orando, perseverando y confiando en el Dios de la Biblia que nos dice y muestra que estamos en tiempos clave, la venida de Jesús se acerca y su pueblo dice: ¡Maranata!… ¡Ven Señor Jesús!

Que Dios les guarde y los bendiga grandemente: 

Pastores Pablo & Ximena Urra.